Apunts Medicina de l'Esport (Castellano) Apunts Medicina de l'Esport (Castellano)
Apunts Med Esport. 2010;45:209-12 - Vol. 45 Núm.167

Nuevos métodos de valoración de las tendinopatías de rodilla en el ciclista

Domingo Jesus Ramos Campo a, Jacobo Angel Rubio Arias a, Fernando Martinez Sanchez a, Cristina Fermin Rodriguez b, Esperanza Trigueros Galan b, Jose Fernando Jiménez Díaz a,c,

a Laboratorio de Rendimiento y Readaptación Deportiva, Facultad de Ciencias del Deporte, Universidad de Castilla La-Mancha, Toledo, España
b Hospital Virgen de la Salud de Toledo, Toledo, España
c Servicios Médicos Club Baloncesto Fuenlabrada, Fuenlabrada, España

Palabras clave

Lesión de rodilla. Ciclismo. Cicloergómetro. Wattbike.

Resumen

Además de los métodos diagnósticos habituales para estudiar las lesiones músculo esqueléticas en el ciclista (anamnesis, exploración y pruebas de imagen), se considera imprescindible evaluar al corredor lesionado sobre la bicicleta, a fin de valorar la posición, la adaptación y los movimientos de pedaleo.

En este trabajo se concluye que cuando el ciclista presenta una lesión tendinosa crónica en la extremidad inferior es necesario explorarle durante el pedaleo para evaluar las fuerzas de aplicación y el ángulo de máxima fuerza en ambas extremidades. En estos casos, el cicloergómetro Wattbike utilizado en este estudio, supone una gran ayuda para la obtención de datos que confirmen el diagnóstico definitivo.

Artículo

Introducción

La aparición de lesiones músculo esqueléticas no traumáticas que afectan al ciclista se relaciona con mecanismos de sobrecarga asociados a desajustes mecánicos de la bicicleta, que provocan un fallo en el proceso de adaptación. Por ello, al margen de los métodos clínicos de diagnóstico habituales de estas lesiones (anamnesis, exploración y pruebas de imagen), se considera imprescindible evaluar al ciclista lesionado sobre la bicicleta, a fin de examinar la posición, la adaptación y los movimientos de pedaleo del corredor1,2. Esta evaluación será de especial interés en aquellos corredores que se vean afectados por lesiones tendinosas de rodilla. Actualmente los términos «tendinitis» y «entesitis» son erróneos, pues en el estudio histológico no se observan células inflamatorias y sin embargo se aprecia una alteración en la disposición del colágeno junto a un tejido de granulación, hipercelularidad (fibroblastos) e hiperplasia vascular. Por ello, estas lesiones tendinosas por sobreuso se llamarán tendinopatías o tendinosis.

Como novedad en este trabajo se utiliza para el diagnóstico de este paciente, además del estudio clínico y de imagen (ecografía y RMN), la valoración funcional en un cicloergómetro Wattbike (Wattbike, Ltd, Nottingham, England) que permite la realización de test registrando parámetros cinéticos de fuerza, potencia y velocidad, con una frecuencia de muestreo de 100Hz. Además, determina las diferencias en estas variables entre cada uno de los miembros inferiores del deportista, ofreciendo la posibilidad de diagnosticar posibles patologías derivadas del pedaleo.

Presentacion del caso

Se presenta este caso clínico de un ciclista aficionado de 59 años, 169cm de altura y 81,8kg de peso, que desde hace aproximadamente 5 años, de forma intermitente en relación con los entrenamientos de fondo, presenta dolor en cara medial y posterior de su rodilla derecha. En la exploración destaca el aumento del dolor con la rotación externa pasiva y la rotación interna resistida durante la flexo extensión de la rodilla. En este caso no había bursitis asociada en la inserción del tendón. En la telerradiografía se aprecia un acortamiento del miembro inferior derecho de 6mm. El paciente utilizaba una plantilla compensadora de 2mm y había realizado tratamiento médico farmacológico y rehabilitador sin observar ninguna mejoría cuando reiniciaba la práctica ciclista.

En estas condiciones se explora al paciente por primera vez mediante un examen ecográfico donde se observaba que el tendón de la pata de ganso perdía su aspecto fibrilar, alcanzando un mayor grosor y tomando un aspecto predominantemente hipoecoico (figura 1). Además al examinarlo en un plano axial, el tendón aparecía rodeado de un halo hipoecoico que lo envolvía parcialmente3,4 (figura 2). Sin embargo la exploración ultrasónica de la inserción a nivel de la tibia, presentaba un patrón fibrilar normal (figura 3). Por tanto con el estudio ecográfico se demuestra que se trata de una tendinopatía de la pata de ganso.

En un corte longitudinal realizado sobre la pata de ganso en la zona de ecopalpación positiva, se aprecia su aspecto hipoecoico. Aplicando el Doppler Potencia se observa un aumento de la vascularización.

Figura 1. En un corte longitudinal realizado sobre la pata de ganso en la zona de ecopalpación positiva, se aprecia su aspecto hipoecoico. Aplicando el Doppler Potencia se observa un aumento de la vascularización.

En un corte axial realizado en la cara posterior de la rodilla, se observa la referencia ósea lineal del fémur y sobre ella, la pata de ganso que presenta un mayor grosor y un aspecto hipoecogénico (flechas).

Figura 2. En un corte axial realizado en la cara posterior de la rodilla, se observa la referencia ósea lineal del fémur y sobre ella, la pata de ganso que presenta un mayor grosor y un aspecto hipoecogénico (flechas).

La valoración longitudinal de la inserción de la pata de ganso muestra un patrón fibrilar normal por encima de la línea hipercoica de la cortical de la tibia.

Figura 3. La valoración longitudinal de la inserción de la pata de ganso muestra un patrón fibrilar normal por encima de la línea hipercoica de la cortical de la tibia.

Ante la sospecha de una alteración biomecánica que justificara la lesión tendinosa y a fin de completar el estudio, se realizó una prueba en el cicloergómetro Wattbike. Tras la llegada del paciente se obtuvo su consentimiento informado, en un documento firmado por el director del laboratorio y el sujeto, al amparo de las directrices éticas dictadas en la declaración de Helsinki de la Asociación Médica Mundial, para la investigación con seres humanos.

A continuación se adaptó el cicloergómetro a las características anatómicas del paciente, se realizó una fase de calentamiento de 10min a 75w con una cadencia entre 90–105rpm y posteriormente fue evaluado mediante un test de 10min de duración, a una intensidad de 150w para obtener los datos a una cadencia similar a la que provocaba el dolor durante los entrenamientos.

Discusión

La pata de ganso está formada por las inserciones distales de los músculos sartorio, recto interno y semitendinoso, que se fijan a nivel de la cara antero interna de la metáfisis tibial y actúan flexionando la rodilla y provocando una rotación interna de la pierna. Esta lesión se produce como consecuencia de una tracción exagerada de los músculos rotadores internos al impulsar el pedal hacia arriba (cuando el sillín se sitúa demasiado alto) o bien cuando el ciclista presenta su antepié en rotación externa2.

Las variables obtenidas en el test en el cicloergómetro Wattbike, fueron el ángulo de pico de fuerza con cada pierna que es el ángulo en el que se realiza la mayor fuerza (N) con cada uno de los miembros inferiores, así como la N media ejercida con la cada pierna (N y %) (tabla 1).

Tabla 1. Datos obtenidos tras el test en cicloergómetro

  Derecha Izquiera
Angulo 127 130
Fuerza (N) 47,38 53,42*
Fuerza (%) 47 53*

Media. *p<0,01.

Esta lesión se puede asociar a trastornos en la alineación de las extremidades inferiores. Entre estas alteraciones se encuentra el valgo excesivo, la torsión tibial externa, la hiperpronación y la dismetría de los miembros inferiores4,5,6,7.

En este paciente la dismetría de 6mm por acortamiento de la extremidad inferior derecha, no compensada, provocaba una reducción estadísticamente significativa de la N media de aplicación al pedal derecho. Estas diferencias en la generación de N entre los miembros inferiores se observaban durante todo el desarrollo del test en cicloergómetro, de forma que en el 35% de las pedaladas realizadas durante el test, la extremidad inferior izquierda aportaba entre un 52–56% de la N generada (figura 4).

Porcentaje de pedaladas realizadas e implicación en la aplicación de fuerza aplicada (%) de cada miembro inferior.

Figura 4. Porcentaje de pedaladas realizadas e implicación en la aplicación de fuerza aplicada (%) de cada miembro inferior.

Además, el acortamiento de la extremidad originaba una asimetría en el ángulo de pico de fuerza con una diferencia de 3° a favor de la pierna izquierda (figura 5), lo que derivaba en una técnica de pedaleo con mayor implicación de N de cada pierna, en las fases de impulsión del pedal, tal como se observa en la representación gráfica de la fuerza ejercida por ambas piernas durante el pedaleo en las diferentes fases del mismo (figura 6).

Ángulo donde cada pierna realiza la máxima N. Pierna derecha (Rojo) y pierna izquierda (Azul).

Figura 5. Ángulo donde cada pierna realiza la máxima N. Pierna derecha (Rojo) y pierna izquierda (Azul).

Representación gráfica de N ejercida en todas las fases del pedaleo, y ángulos donde se ejerce la máxima N con cada pierna, durante el desarrollo del test en cicloérgometro.

Figura 6. Representación gráfica de N ejercida en todas las fases del pedaleo, y ángulos donde se ejerce la máxima N con cada pierna, durante el desarrollo del test en cicloérgometro.

La actitud terapéutica en aquellos pacientes con valgo excesivo o hiperpronación obliga a la utilización de plantillas rígidas en la zapatilla o cuñas mediales interpuestas entre la zapatilla y la cala8. En este ciclista con dismetría se necesitó corregir la dismetría ajustando la bicicleta de acuerdo a la pierna larga, suplementando el defecto de la pierna corta con una plantilla e incluyendo una cuña entre la cala y la zapatilla.

Existen muchas patologías en el ámbito de la traumatología del deporte que necesitan ser exploradas mientras el deportista realiza su actividad. Solamente en esas condiciones a menudo se objetivan los mecanismos que generan la lesión.

De esta forma en este trabajo se concluye que cuando el ciclista presenta una lesión tendinosa crónica en la extremidad inferior es necesario explorarle durante el pedaleo. Para ello resulta de gran ayuda el empleo de otros medios y pruebas no utilizadas habitualmente en la clínica, para precisar el diagnóstico y conseguir la aplicación de un tratamiento verdaderamente eficaz.

En estos casos el cicloergómetro Wattbike utilizado en este estudio, que permite analizar 29 variables por segundo durante el pedaleo, supone una gran ayuda para la obtención de datos que confirmen el diagnóstico definitivo.

Recibido 16 Febrero 2010
Aceptado 22 Marzo 2010

Autor para correspondencia. josefernando.jimenez@uclm.es

Bibliografía

1. Sanner WH, O’halloran W.D. The biomechanics, etiology, and treatment of cyclinginjuries. J Am Podiatr Med Assoc. 2000;90:354-60.
Medline
2. Zani Z. Posiciones incorrectas en la bicicleta. Bilbao: Ed. Dordela;1992.
3. Jiménez F. Ecografía del aparato locomotor. Madrid: Ed. Marbán;2007.
4. Jiménez F, Villa G, Martín A. Tendinopatía de la pata de ganso en ciclista amateur. Arch Med Dep. 2002;90:331.
5. Mondenard J.P. Lesiones del ciclista. Barcelona: Ciba-Geigy;1995.
6. Kronisch R. Mountain Biking Injuries. Fitting treatment to the causes. Phys Sportsmed. 1998;26:65-70.
7. Jiménez JF. Epidemiología lesional en el ciclismo profesional y papel de la ecografía en las lesiones por sobrecarga. En: Junta de Comunidades de Castilla la Mancha. Promoción del ejercicio físico. Prevención y cuidados de la patología lesional. Madrid 2001;p. 55–61.
8. Sanner WH, O’Halloran W.D. The biomechanics, etiology, and treatment of cycling injuries. J Am Podiatr Med Assoc. 2000;90:360-74.